Portada / Formación / Presentación

Presentación

Historia

La Universidad Rovira i Virgili fue creada por el Parlamento de Cataluña el 30 de diciembre de 1991, mediante la Ley 36/1991 (DOGC 15.1.92 y BOE de 20 de febrero de 1992), e integró estudios universitarios ya existentes y dependientes de la Universidad de Barcelona o de la Universidad Politécnica de Cataluña. Además, la ley de creación de la URV preveía la creación de un nuevo centro, la Facultad de Ciencias Jurídicas, en la que se adscribió la existente Escuela de Graduados Sociales.

La Comisión Gestora de la Facultad, nombrada el 9 de abril de 1992 por la Comisión Gestora de la URV, asumió la elaboración del plan de estudios de la licenciatura de Derecho y la confección de la Memoria de creación de la Facultad, aprobada por la URV el 16 de julio de 1992.

Una de las especificidades que caracterizan el primer plan de estudios de Derecho de la URV (Res. de 23 de marzo de 1993 de la URV, BOE de 29 de abril de 1993) es la introducción como materia obligatoria de la asignatura "Derecho del Medio Ambiente", desde una perspectiva pluridisciplinar, en el segundo ciclo, y de una asignatura optativa denominada "Desarrollo del Derecho del Medio Ambiente".

Así, mientras en el ámbito científico técnico hay una amplia oferta con relación a estudios con contenido ambiental, la formación universitaria en el ámbito del derecho ambiental es prácticamente inexistente si exceptuamos algunas actividades aisladas de posgraduado. En el momento en que se inician los estudios de derecho ambiental en la URV, el sistema universitario público en Cataluña y en el conjunto del Estado no da ni tiene prevista una respuesta adecuada a la importancia estratégica de los temas ambientales en el campo del Derecho.

La decisión de dar un perfil ambiental a los estudios de Derecho de la URV se justificaba no sólo por la importancia creciente de esta materia en nuestra sociedad, sino también por las especiales circunstancias que se dan en el área de influencia de la URV, como son la vinculación con el Mediterráneo, la presencia importante de la industria química y petroquímica, de las centrales nucleares y de las instalaciones portuarias, la problemática del tratamiento y la eliminación de los residuos, el potencial aprovechamiento de la energía eólica y la expansión creciente del sector turístico.

Aquella opción se intensificó con el nuevo plan de estudios de la licenciatura de Derecho, en el año 2002, que incorpora un itinerario completo de especialización en Derecho Ambiental, con la creación del Graduado Superior en Derecho Ambiental, como título propio de segundo ciclo y con el establecimiento de un Máster en Derecho Ambiental.

Oferta académica

En el año 2002 se produjo un incremento significativo en la oferta docente en el ámbito del derecho ambiental en la URV con la activación simultánea de tres niveles de formación: un itinerario de especialización dentro de la titulación de derecho; un título propio de segundo ciclo que lleva a la obtención del título de Graduado Superior en Derecho Ambiental, y un título propio de posgrado de Máster en Derecho Ambiental. Esta oferta ha sido modificada a razón del programa del Graduado Superior en Derecho Ambiental de 2005 en el proceso de adaptación a la EEES.

Certificado de derecho ambiental (60 créditos): Acompaña al título de licenciado en derecho por la URV. Dirigido primordialmente a estudiantes de Derecho de la URV.

Graduado Superior en Derecho Ambiental: Dirigido a estudiantes de Derecho de la URV (esto les representará hacer 60 créditos que se suman a los 60 créditos cursados para obtener el certificado de especialización asociado a la licenciatura), o a otros licenciados en Derecho (120 créditos)

Formación de posgrado (Máster de la URV) y otras actividades de formación permanente: Dirigido a profesionales del mundo del medio ambiente, juristas o técnicos, con contenidos diferenciados en función de la formación de procedencia.

Salidas profesionales

El medio ambiente es un sector emergente en el que surge una demanda creciente de profesionales especializados en la materia, ya sea para asesorar y defender a las empresas o a los ciudadanos en cuestiones medioambientales, como para incorporarse a las administraciones públicas o privadas encargadas de la defensa y restauración del medio ambiente.

En el ámbito de las empresas, esta disciplina adquiere cada vez más importancia dada la condición reguladora sine qua non como paso previo para muchas actividades. Así, la tarea de un especialista en derecho ambiental será estudiar las necesidades de clientes o empresas para cumplir los requisitos solicitados por la Administración y evitar cualquier problema una vez iniciada su actividad. Así:

Este desarrollo multidisciplinario incluye sectores como la gestión de los residuos urbanos y peligrosos; suelos contaminados; el sector hídrico, aguas interiores, exteriores y costas, tanto en materia de contaminación por vertidos, como en los trámites administrativos, concesiones y autorizaciones; urbanismo, contaminación atmosférica y acústica, olores; flora y fauna, caza, pesca, vías pecuarias, etc.

También hace falta incidir en la gestión administrativa, como la autorización ambiental integrada o la evaluación, informe y cualificación ambiental: ecoauditorías y sistemas de gestión ambiental.

En el ámbito de la Administración pública, y dado que los poderes públicos están dando cada vez más importancia a la protección y restauración del medio ambiente y que la Unión Europea está impulsando políticas de protección del medio ambiente, hay una variedad de oportunidades para los especialistas en Derecho Ambiental, ya sea en departamentos autonómicos o estatales, o en corporaciones locales.